Inscríbete y se el primero en recibir nuestras entradas.

Inscríbete y se el primero en recibir nuestras entradas.

viernes, 22 de mayo de 2015

Sabes a donde vas?

Mi frase preferida de Alicia en el país de las maravillas. Realmente ni siquiera es una de mis películas predilectas de Disney pero está llena de joyas como esta. La verdad, es que si lo piensan, casi todos, por no decir todos, estamos perdidos. Pocos tienen una meta marcada única e inamovible, un objetivo por el que despiertan cada mañana y sin embargo, es el mejor consejo que podría darles jamás, aunque no me lo pidan, yo soy así. El consejo es el siguiente… ¡márcate una meta! Pensaran, ¡vaya! ¡Qué tío tan listo! Pero… ¿la tienes? ¡Pues dale simplón! Búscala, y si puede ser algo que realmente te apasione mejor. Yo, personalmente, tengo una meta muy alta, mientras más alta te la pongas mejor, y después la divides en escalones y así, poco a poco, vas reduciendo la distancia. Porque el gato flipado tenía razón, ¿Cómo diablos vas a llegar a un sitio sin tener un destino? Dile al GPS cuando te pregunte que te lleve a cualquier lado a ver qué hace, a no ser que haya una calle que se llame así, cosa que dudo. En definitiva y resumiendo para no volverlos locos, fíjate una meta. Ten claro cuál será tu destino y el camino ira apareciendo solo bajo tus pies. Que importe el camino, que importe el destino.

Comparte y apoyanos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario